Separadores Ciclonicos

La mayoría de los  procesos industriales generan emisiones de polvos contaminantes de diverso tamaño. Algunas son visibles al ojo humano, mientras que otras no. Pero, tanto  grandes o pequeñas, estos contaminantes pueden ser nocivos para las personas, maquinarias, edificios y  el medio ambiente. Por lo tanto,  para  mantener ambientes de trabajo seguros, deben ser separadas del aire que respiramos.

Los separadores ciclónicos constituyen una alternativa excelente  para la recolección en seco de partículas de polvo con un tamaño de grano superior a 20 micrones ( virutas, aserrín, polvos de amolado, granallado y de procesos de  lijado, etc..)

Si bien su rendimiento o desempeño, siempre dependerá de los parámetros físicos propios  de cada aplicación en particular, es normal lograr eficiencias gravimétricas  del orden del  95 al 98%.

Su principio de funcionamiento es muy simple y no posee piezas móviles. Por diseño, la corriente de aire y polvo que ingresa al separador ciclónico, comienza a rotar formando una corriente en espiral descendente, que se acelera a medida que la vena fluida se desplaza hacia la tolva de recolección final. Así, las partículas de polvo con masa suficiente para ser afectadas por esta fuerza centrífuga, son concentradas en una delgada capa o película en movimiento sobre a la pared interior del cono inferior del dispositivo y separadas de la corriente de gas.

Sus principales características son:

  • Perdida de carga constante,
  • Es posible  trabajar con gases de proceso con alta temperatura,
  • Altas concentraciones de  polvo,
  • Ausencia de partes móviles,
  • Bajo mantenimiento.

La eficiencia de los separadores Casiba CH- 85 aumenta con:

  • Partículas con mayor peso específico.
  • Menor densidad del gas.
  • Polvos gruesos con partículas de mayor tamaño.
  • Menor diámetro. Si para tratar un mismo caudal de aire, con igual valor de pérdida de carga, seleccionamos una batería formada por dos separadores montados en paralelo, obtendremos una mejor eficiencia, que con uno de tamaño mayor.

En reglas generales, los valores de pérdida de carga y eficiencia en los separadores ciclónicos es determinada por el largo y geometría del cono inferior, la longitud y diámetro del tubo de salida, el tipo de configuraciones de ingreso y egreso, etc…

En nuestros modelos de separadores Casiba CH – 85, la totalidad de estas variables o factores de diseño, han sido optimizados para obtener la máxima eficiencia posible.

Como recomendación final, recordar que nunca se debe usar el cono inferior para almacenar el polvo recolectado, ya que esto disminuye su eficiencia y facilita el arrastre de las partículas al exterior. Como tampoco, bajo ninguna circunstancia debe ingresar aire por el cono inferior cuando el conjunto trabaja en depresión.

Para solucionar estos errores comunes, Casiba S.A ofrece una completa linea de válvulas rotativas Casiba VR, tolvas auxiliares y receptores de producto final.